Skip to content

La sota de diamantes

31/07/2016

Pilar-FAHRENHEIT-1

“Únicamente conocemos el flujo diario de los acontecimientos perceptibles. Un alma que se ha rebelado contra el carácter rectilíneo de los acontecimientos, es quien ha puesto en jaque a su propia conciencia racional”.

 

Fiódor Dostoievski persigue disuadir así, escribiendo, su persistente dolor en la nada. Confía igualar su propia tragedia con la de los desdichados porque a ellos se les reconocen motivos suficientes y aparentes como para redimir a un pueblo de su propia esclavitud.

Entre cada ataque de epilepsia, apila más textos de Balzac en la mesilla para traducir. Una corriente de aire occidental que no empaña la visión recóndita de la lealtad a unos principios basados en la pasión por la libertad humana.

Y, es Balzac, quien se le aproxima por la espalda con la intención de darle a conocer uno de sus últimos secretos; la transcripción valiosa de una sociedad tan moderna como enferma, más propia de una comunidad de farsantes, donde la apariencia adquiere estatus de realidad incontestable.

El lenguaje es para ellos tan importante como la vida. Porque de ahí nace otra escapatoria y se ahoga el sufrimiento encarnizado que presagia ese otro mundo de la barbarie. El valor de narrar es una forma de inteligencia. Ambos coinciden. Uno abraza la comedia y por imitación la risa. Otro, el absurdo y la naturaleza condenatoria. Es una carrera sin duelo aparente, por alcanzar un destino libre de infortunios.

La simbiosis de la controversia insta al conocimiento de las lenguas. La pluma de Fiódor huele a polvo y chinche de Siberia y la de Balzac a noches insomnes cargadas de excesos. Pero el ingenio se reconoce a la misma distancia que el origen de sus mentes inquietas. A grandes saltos esquivan la sombra de la sota de diamantes, aun cruelmente presente en cada uno de sus sueños. Los personajes se pierden para volver a cruzarse, sin encontrarse de nuevo jamás.

Anuncios

From → Literatura

Dejar un comentario

Es tu turno.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: